Luchando contra los cánceres asociados víricamente

El sistema inmunitario que lucha de manera natural contra los virus también puede tener éxito en la lucha contra algunos cánceres

31/05/17 | SHINTA CHENG, M.D., PH.D.

H

ace décadas, el estudio de los ciclos de vida víricos enseñó a los investigadores que los genes podrían causar cáncer. Ahora, la tecnología de secuenciación moderna ha revelado que los genes en algunas células cancerosas humanas contienen material genético vírico. De hecho, hasta un 15 % de los cánceres en todo el mundo pueden estar asociados con una infección vírica. El más ampliamente reconocido es el virus del papiloma humano (VPH), que se sabe que provoca aproximadamente el 99 % de los cánceres de cuello uterino a nivel mundial. Otro, el virus de Epstein-Barr (VEB), está asociado, especialmente en poblaciones asiáticas y mediterráneas, a un tipo de cáncer de la cabeza y el cuello conocido como cáncer nasofaríngeo.

imagen

El sistema inmunitario es la primera línea de defensa contra los virus. Sin embargo, varios virus como el VEB pueden infectar y reproducirse dentro de una variedad de células, y algunos incluso ser “silentes”, para continuar en estado latente, dentro de ciertas células que combaten las infecciones. Cuando los virus se reproducen, a veces integran su material genético, hecho de ADN o ARN, en el de las células anfitrionas. El material genético vírico puede entonces controlar el ciclo de crecimiento de la célula. En virus con asociaciones de cáncer conocidas, esta reprogramación de una célula anfitriona afecta su proliferación y su capacidad para ser reconocida por el sistema inmunitario defensivo del cuerpo. Estas células modificadas también pueden acumular mutaciones genéticas a medida que proliferan y, finalmente, pueden convertirse en cáncer.

El aumento de la respuesta inmunitario también se puede utilizar para tratar a pacientes con infecciones víricas crónicas. Por lo tanto, en Bristol-Myers Squibb pensamos que los cánceres asociados víricamente también se pueden atacar a través del sistema inmunitario. Estamos explorando si la mejora del reconocimiento por parte del sistema inmunitario de los virus y el cáncer podría resultar en un doble golpe contra los cánceres asociados víricamente.

En Bristol-Myers Squibb, nuestros ensayos clínicos incluyen pacientes con cánceres asociados con VPH, VEB y también un tipo raro de cáncer de piel llamado carcinoma de células de Merkel asociado con el poliomavirus. Al adquirir un mayor conocimiento sobre la ciencia de los cánceres asociados víricamente y examinar atentamente los medicamentos en fase de desarrollo en los estudios de pacientes con estas enfermedades, esperamos avanzar en el tratamiento del cáncer para abordar las necesidades médicas no cubiertas de nuestros pacientes.

Consulte a su medico