Inmunología

En línea con nuestra misión de descubrir, desarrollar y proporcionar medicamentos innovadores que ayuden a los pacientes en su lucha contra las enfermedades graves, como compañía biofarmacéutica de innovación, nuestra unidad de Inmunología trabaja para los pacientes con enfermedades autoinmune como la Artritis Reumatoidea


Acerca de la Artritis Reumatoidea (AR)

Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la AR es “una enfermedad crónica (a largo plazo) que causa dolor, rigidez, hinchazón y limitación en la movilidad y función de diversas articulaciones.”(1)

Si bien es una enfermedad inflamatoria generalizada que se manifiesta en múltiples articulaciones del cuerpo, también puede afectar otros órganos. Las manifestaciones comunes son dolor, inflamación y enrojecimiento de las articulaciones. La AR puede comenzar a cualquier edad y está asociada a la fatiga y rigidez prolongadas después del descanso. No existe una cura para la AR, pero cada vez hay más medicamentos nuevos para tratar la enfermedad.

Se calcula que la AR afecta al 0,6% (según datos de 2005) de la población adulta mundial, siendo la prevalencia en mujeres el doble que en hombres.(1)

Nuestra investigación se centra en la identificación de tratamientos con mayor seguridad y eficacia para la AR, así como para condiciones relacionadas con esta enfermedad.

1. https://www.cdc.gov/arthritis/spanish/

Acerca del Trasplante Renal

El trasplante renal puede ofrecer beneficios en la calidad de vida para algunos pacientes y mejorar la expectativa de vida en comparación con la diálisis. El trasplante exitoso requiere una selección cuidadosa tanto de los donantes como de los receptores para evaluar factores que pueden afectar la sobrevida del receptor y del injerto, como la compatibilidad de tejidos del donante y del receptor. Excepto en ciertos casos, se requiere inmunosupresión para la sobrevida continua del trasplante luego del trasplante renal: sin embargo la inmunosupresión lleva asociados eventos adversos.(1)

Debido a ello, el manejo postrasplante de los pacientes receptores de trasplantes implica equilibrar la cantidad de inmunosupresión administrada para prevenir las infecciones oportunistas. El monitoreo cuidadoso de la función renal, así como el manejo de otras complicaciones a largo plazo de los tratamientos inmunosupresores, como las infecciones y las neoplasias, son una parte integral de la atención médica de un receptor de trasplante(2).

Consulte a su médico