Bristol Myers Squibb, la biofarmacéutica se ha convertido en toda una referencia en tratamientos oncológicos

Forbes 10 - Por Fran Gregoris

15/01/24
Sandra Orta


Bristol Myers Squibb vive un momento dorado. Durante los últimos años ha conseguido convertirse en una de las biofarmacéuticas líderes en el mundo, especialmente en tratamientos contra el cáncer. Además, el pasado mes de julio incorporaba como directora general para España y Portugal a Sandra Orta, un peso pesado del sector con más de veinte años de experiencia a sus espaldas.

¿Cómo ha sido tu reciente aterrizaje en BMS?

Me siento muy orgullosa de formar parte de un equipo comprometido e innovador cuyo propósito es transformar la vida de los pacientes. Después de más de dos décadas de experiencia liderando compañías del sector en distintos lugares del mundo, tenía ganas de contribuir al avance de la ciencia en la vida de las personas y estando en BMS creo que estoy más cerca de conseguir ese sueño.

¿Cuáles crees que han sido los momentos más determinantes para Bristol Myers Squibb en esta última década?

Han sido múltiples, la verdad. Creo que Bristol Myers Squibb es una compañía con una gran capacidad para evolucionar y adaptarse a los cambios. Prueba de ello es que ha vivido varias transformaciones a lo largo de las últimas décadas, siendo la unión con Celgene hace unos años uno de los hitos más relevantes. Fruto de esta unión, que combinó lo mejor de una biotech con el alcance de una compañía más tradicional, surgió la compañía biofarmacéutica líder que es BMS ahora, con un pipeline muy prometedor.

Han sido años de mucha innovación, también en el sector biofarmacéutico…

Destacaría el importante papel que juega BMS en oncología, como compañía pionera en nuevos enfoques que cambian la vida de las personas. En concreto, me refiero a la inmunoterapia, ya que hace apenas una década pusimos a disposición de los pacientes el primer tratamiento inmuno-oncológico contra el cáncer, marcando un antes y un después en el manejo de esta enfermedad y logrando cambiar las expectativas de supervivencia de los pacientes con tumores graves.

También han cogido peso factores como la sostenibilidad, la igualdad o la diversidad ¿de qué manera los habéis integrado?

En los meses que llevo al frente de la compañía, he tenido la oportunidad de constatar que estos compromisos están fuertemente arraigados tanto en la organización como en sus colaboradores. Tenemos incorporados principios de la química verde y la ingeniería verde para reducir nuestro impacto ambiental en toda la cadena de suministro: desde el diseño del producto hasta la fabricación, el embalaje y el transporte. Respecto a la integración de la igualdad y diversidad en nuestra compañía, creo que lo aclaro con un solo dato: en España contamos con un equipo de unas 400 personas, de las cuales un 61% son mujeres y un 39% hombres, además nuestro comité de dirección es más que paritario.

¿Cuáles son los próximos pasos que tenéis previsto dar dentro de vuestra estrategia de compañía?

Queremos mantener nuestro foco en liderar la oncología, la hematología, el área cardiovascular y las enfermedades autoinmunes, al tiempo que investigamos y desarrollamos en áreas con grandes necesidades aún por cubrir, como la fibrosis o enfermedades neurodegenerativas. Además, queremos dar un salto cualitativo y trabajar en la siguiente generación de tratamientos, con novedades prometedoras como las terapias celulares (CAR-T), moléculas pequeñas, homeostasia de las proteínas o CEL-MOD, con las que pretendemos abordar patologías graves. Del mismo modo, nos estamos apoyando cada vez más en las tecnologías basadas en el Big Data y en la inteligencia artificial, principalmente para mejorar los procesos de producción o las pruebas de eficacia de los medicamentos.

¿Dónde ves a la compañía dentro de 10 años?

Somos una compañía en crecimiento y estamos bien posicionados a corto y a largo plazo por cuatro razones: la fortaleza de nuestro pipeline, la importancia de los nuevos lanzamientos, las oportunidades significativas del ciclo de vida de nuestros productos comercializados y en últimas fases de desarrollo y, por último, la solidez financiera de la compañía y nuestra prioridad continua en fomentar la innovación no solo a nivel interno, sino también en el desarrollo de negocio. Por todo ello, con vistas a futuro, veo a una compañía ágil, innovadora, con el equipo más brillante de la industria, comprometido en mejorar la vida de los pacientes, con la excelencia y la inversión en I+D necesarias para proporcionar tratamientos en la vanguardia de la innovación científica.

 

Síguenos en redes para estar al tanto de todas nuestras publicaciones: 

contenido relacionado